Apoyo logístico

 

 

Cada año surgen nuevas tecnologías y métodos que buscan optimizar los procesos logísticos, hacerlos más eficientes, seguros y rentables. El año 2023 no fue la excepción y se lograron perfilar interesantes tendencias que marcarán el desarrollo de este sector durante 2024.

En este artículo explicaremos 6 de las principales tendencias logísticas para este año, cómo impactarán a las empresas y los beneficios que aportarán. Descubre cómo la automatización, la inteligencia artificial, la sostenibilidad y otras innovaciones están transformando el presente y futuro de la logística.

  • Automatización inteligente 

La automatización de procesos es cada vez más importante en los almacenes y centros logísticos, pues permite realizar operaciones de forma rápida, estandarizada y con menor margen de error humano.

Gracias a tecnologías como el reconocimiento de voz, los lectores de RFID y códigos de barras, las empresas pueden automatizar actividades tan variadas como:

  • Recepción y registro de mercancías
  • Asignación de ubicaciones de almacenamiento
  • Seguimiento y trazabilidad de productos
  • Preparación y embalaje de pedidos

Entre los principales beneficios de la automatización logística se encuentran:

  • Aumento de la productividad: menos recursos humanos realizan más actividades.
  • Reducción de costos operativos: se eliminan procesos manuales costosos e ineficientes.
  • Mejora de la precisión: disminuyen los errores humanos en tareas repetitivas.
  • Trazabilidad en tiempo real: se puede conocer la ubicación y estado de cada producto.
  • Agilidad en la gestión: los procesos fluyen de forma estandarizada entre diferentes etapas.

Se estima que para 2024 la automatización podría reducir los costos logísticos hasta en un 30%, a la vez que aumenta la productividad en más de un 50%. Sin duda será una de las principales apuestas de las empresas para ser más competitivas.

  • Almacenes inteligentes

La Internet de las Cosas y el uso de sensores inteligentes permiten lo que se conoce como “almacenes inteligentes”. En ellos, los productos y maquinarias están conectados entre sí y transmiten data en tiempo real sobre su ubicación y estado.

Esta interconectividad total a través de toda la cadena de suministro confiere importantes ventajas:

  • Visibilidad en tiempo real: ubicación y condiciones de todos los productos.
  • Previsión de la demanda: mediante análisis de datos históricos y en tiempo real.
  • Mitigación de problemas: se pueden anticipar y resolver antes de que impacten las operaciones.
  • Toma de decisiones más rápida e informada: gracias a los datos recogidos por los sensores.
  • Mejora de productividad: hasta un 77% según algunas estimaciones.

Los almacenes inteligentes prometen revolucionar la forma en que las empresas gestionan sus operaciones logísticas. Permitirán pasar de una gestión reactiva a un enfoque previsor, dinámico y optimizado.

  • Inteligencia artificial 

Más allá de la automatización, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (machine learning) permitirán que los sistemas logísticos tengan capacidad de análisis, aprendizaje y respuesta dinámica ante situaciones cambiantes.

Entre sus aplicaciones se encuentran:

  • Pronósticos de demanda de alta precisión, para planificar inventarios y rutas de forma óptima.
  • Optimización de rutas de entrega en tiempo real, considerando tráfico, clima y otros imprevistos.
  • Sistemas de reabastecimiento automático de inventarios según patrones de demanda.
  • Asistencia en la disposición de almacenes y ubicación de productos para maximizar espacios.
  • Automatización de procesos administrativos, como gestión de datos de proveedores y clientes.

La inteligencia artificial se perfila como un elemento clave para construir cadenas de suministro ágiles y resilientes, capaces de responder rápidamente antes cambios e imprevistos. Y es que la capacidad de estas tecnologías para procesar datos, aprender y tomar decisiones optimizadas está revolucionando el campo de la logística.

  • Sostenibilidad

Cada vez más, los consumidores prefieren marcas que demuestren un compromiso real con la sostenibilidad y cuidado del medioambiente. Por ello, la adopción de prácticas de logística ecológica o “eco-logística” se ha vuelto indispensable para cualquier empresa.

Algunas de las acciones para avanzar en este sentido son:

  • Uso de vehículos eléctricos o que usen combustibles alternativos.
  • Optimización de rutas para reducir kilómetros recorridos y emisiones.
  • Embalajes reutilizables, biodegradables y libres de plástico.
  • Almacenes con iluminación LED, energías renovables y reciclaje.
  • Colaboración con proveedores locales para reducir la huella de carbono.

Más allá de los beneficios ambientales, la eco-logística bien implementada puede significar ahorros, eficiencia operativa e ingresos extras por satisfacer las expectativas de los clientes.

Se prevé que la sostenibilidad sea un factor cada vez más decisivo para la competitividad y que marcará la pauta de la innovación logística durante la próxima década.

Tecnologías para identificar y gestionar productos

Dos tecnologías que han demostrado enormes beneficios para la gestión de inventarios y preparación de pedidos son la identificación por radiofrecuencia (RFID) y el picking por voz.

La RFID permite identificar y rastrear productos en tiempo real mediante el uso de etiquetas (tags) y lectores especiales. Entre sus ventajas se cuentan:

  • Automatización de la recepción y despacho de mercancías.
  • Inventarios en tiempo real: ubicación exacta de cada producto.
  • Prevención de rupturas de stock: alertas tempranas.
  • Trazabilidad sin fisuras a lo largo de toda la cadena.
  • Mejora en la eficiencia del surtido y packing.

Por su parte, el picking por voz dota a los operarios de órdenes e instrucciones mediante un audífono, sin necesidad de manipular dispositivos manuales. Esto les permite realizar estas tareas de forma más veloz y precisa.

Ambas tecnologías han demostrado enormes beneficios en centros logísticos alrededor del mundo. Se espera que su adopción sea cada vez mayor durante los próximos años.

  • Sistemas de gestión de almacenes

Finalmente, los sistemas de gestión de almacenes o WMS se han consolidado como una herramienta indispensable para la logística, pues centralizan el control y optimización de todas las operaciones internas.

Entre sus funciones se encuentran:

  • Asignación de ubicaciones según demanda, velocidad de movimiento, incompatibilidades, etc.
  • Gestión de inventarios en tiempo real.
  • Coordinación de recepción, almacenamiento, preparación y despacho de pedidos.
  • Generación de alertas para prevención de quiebres de stock.
  • Integración con otros sistemas como ERP, TMS, WCS.
  • Reportes y tableros de indicadores para la toma de decisiones.

Un WMS que se adapte a las necesidades específicas de cada empresa se ha vuelto indispensable en la logística moderna. Permite coordinar y optimizar todas las operaciones de la forma más eficiente.

  • Logística inteligente, ágil y sostenible

Como hemos visto, tecnologías como la automatización, la inteligencia artificial, el internet de las cosas y los sistemas de gestión inteligentes están transformando el mundo de la logística.

Estas innovaciones traerán importantes beneficios: procesos más rápidos y eficientes, mejor servicio al cliente, entregas más confiables, ahorro de costos y un desempeño más sostenible.

Las empresas que deseen mantener su competitividad e impulsar su crecimiento deberán prestar mucha atención a estas tendencias, comprender cómo aplicarlas en su realidad específica y convertirse en early adopters de las mismas.

Quienes logren capitalizar estas innovaciones y construir cadenas de suministro verdaderamente “inteligentes” estarán mejor posicionados para liderar sus industrias en la próxima década. El futuro de la logística ya está aquí. ¿Estás preparado para asumir el reto?

 

FUENTES:

Coltrans /Tendencias Logisticas

Tecnipesa /Tendencias logísticas 2024

Logistec /Tendencias logísticas para 2024